EL INVIERNO Y EL DESCANSO

EL INVIERNO Y EL DESCANSO

  En esta época del año solemos dormir más, esto es debido al aumento de las horas de oscuridad. Al ser los días más cortos, nuestro cuerpo produce más melatonina.

 Aquí os dejamos unas recomendaciones para que el frío no entre en vuestro hogar y podáis dormir placenteramente.

 Es conveniente ventilar la casa durante 10 minutos aproximadamente y dejar que entre el sol. Inmediatamente cerrar las ventanas y echar las cortinas (a más gruesas más aíslan del frío y ayudan a que se mantenga el calor en la habitación) al igual que las persianas,  si disponemos de ellas se aconseja bajarlas ya que son muy buen aislante.

 A la hora de dormir, la temperatura ideal de la habitación debe estar entre los 16 y 18º C. para que nuestro descanso no se vea perturbado.

 Existen rellenos nórdicos con los que dormir en invierno será un auténtico placer. Son más ligeros y facilitan el movimiento amoldándose al cuerpo. Reducen la sudoración y son el mejor aislante contra el frío y la humedad. A la vez son muy transpirables y mantienen la temperatura corporal estable durante toda la noche.

 Son prácticos a la hora de hacer la cama al no tener que colocar colchas ni mantas y tienen un fácil mantenimiento y limpieza.

Las opciones son  plumón, pluma y fibra.

 Los de pluma y plumón son rellenos naturales. En el de pluma se aprecia la caña pequeña y sus filamentos. Cuanto más pequeña es la pluma de mayor calidad es el relleno nórdico. Y en el de plumón (también llamado Duvet) no se aprecian filamentos ni caña alguna, esta plumita se saca de la parte del cuello de las aves, es la más aislante y la que más abriga.

 A mayor cantidad de plumón más abrigo tendremos, al ser de mayor gramaje.

 Las plumas y plumones son sometidos a unos procesos exhaustivos de lavado, desinfección y esterilización.

 Estos nórdicos se venden más para las zonas frías u hogares poco aclimatados.

 Los de fibra los podemos encontrar con diferente gramaje, a mayor gramaje más calor nos aportará. Los de 125 y 250 gramos (kit 4 estaciones) se usan en primavera, verano o invierno si la vivienda se encuentra aclimatada al frío.

 Los gramajes superiores de 350 o 400 gramos se utilizan en invierno, en zonas muy frías, en viviendas con poco aislamiento térmico o si eres muy friolero.

 Con estos consejos ya estáis preparados para elegir el relleno que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Deja una respuesta