LA MENOPAUSIA Y LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

LA MENOPAUSIA Y LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

La menopausia es la etapa más compleja en la vida de una mujer. Es el periodo de un año después de haber tenido la última regla. Los ovarios cesan su trabajo y dejan de producir estrógeno y progesterona. Al desaparecer estas hormonas en la mujer se producen múltiples efectos durante todo el climaterio, (periodo en el que el cuerpo de la mujer se va acomodando para no reproducir más), afectando también al descanso. Es más común en mujeres de 45 a 55 años.

El declive de estos niveles de progesterona ocasiona que padezcan sofocos, alteraciones en su estado de ánimo y en el sueño, no pudiendo descansar bien como lo hacían antes. Algunas tienen problemas para conciliar el sueño, otras se despiertan a menudo durante la noche, muchas veces debido a estos acaloramientos, que aumentan la temperatura de la piel entre 1 y 4ºC. y hasta los 7ºC en los casos más extremos.

Algunas también pueden padecer apnea obstructiva del sueño.

Esta época es en la que más mujeres comienzan a tomar ansiolíticos por el cambio físico y psíquico que sufren.

Algunos consejos para que esta etapa de cambios en la vida de mujer sea más tolerable son los siguientes:

Hacer ejercicio a diario, cargar pesas o caminar, ayudará considerablemente a mantener el peso adecuado (que es el responsable de que sufran  la apnea). También ayuda a tener buen humor y a que no se acelere la pérdida ósea.

Llevar una dieta equilibrada, rica en calcio para conservar sanos nuestros huesos.

Tomar el sol ayuda a que se absorba mejor el calcio.

Tomar alimentos ricos en soja que contienen estrógenos.

Evitar tomar alcohol y cafeína.

La ingesta de apio en la dieta es buena para aliviar los sofocos porque tiene estrógenos y estimula la producción natural en el organismo.

Evitar las cenas copiosas y no tumbarse justo después de comer.

Evitar las siestas de más de 20 minutos.

Establecer horarios para dormir, esto ayuda a regular el reloj biológico interno.

A medida que envejecemos nuestro sueño se hace más ligero por eso es muy importante que nuestro colchón, base y almohada sean los adecuados para tener un descanso saludable.

Por último sería conveniente pedir cita al médico para que haga un diagnóstico y se reciba el tratamiento adecuado para estas carencias.

 






Deja una respuesta