¿¿¿ COMES MIENTRAS DUERMES ???

¿¿¿ COMES MIENTRAS DUERMES ???

Si la respuesta es afirmativa, lo que usted tiene es un Trastorno de la alimentación relacionado con el sueño (TARS)

Si nunca ha escuchado esto antes, no se sorprenda es una realidad que le afecta  a alrededor del 5% de personas adultas y predomina en las mujeres adultas jóvenes.

 Este trastorno es un perturbación del sueño (parasomnia) consistente en episodios periódicos de ingesta de alimentos cuando se permanece dormido. Se cree que está relacionado con el síndrome de comedor nocturno, (en este trastorno la persona come mientras está despierta).

 Es más común de lo que se piensa.

 Estas personas pueden presentar distintas patologías del sueño, apnea, síndrome de movimientos periódicos de miembros (SMPM), síndrome de piernas inquietas (SPI), narcolepsia y trastornos del ciclo circadiano.

 Se caracteriza por comer alimentos ricos en hidratos de carbono o grasas, lo cual causa aumento de peso además de vergüenza y alteración del sueño.

 Suele darse poco después de quedarse dormido o justo antes de despertarse, no se conoce por qué sucede, aunque se cree que se da en personas con antecedentes de sonambulismo. Y después no se recuerda que se ha comido.

 Esto le ocurrió a una chica Británica de 20 años. Empezó a ganar peso  bruscamente en un periodo breve de tiempo sin saber por qué. Al despertar una mañana, en su cama se encontró gran cantidad de envoltorios de comida. Ahí comprendió el porqué de su aumento de peso, ¡comía mientras dormía!.

 Este trastorno puede resultar peligroso ya que para preparar los alimentos hay quien ha llegado a cocinar, corriendo el riesgo de quemarse mientras manipula el horno o los fogones, cortarse con utensilios de cocina e incluso hay quien ha llegado a comer algo no comestible o tóxico.

Realizando una polisomnografía ( estudio del sueño con múltiples parámetros) se puede diagnosticar, tiene tratamiento farmacológico y psicológico ,según parece da muy buenos resultados.

 En esta prueba se registra la actividad cerebral,  la respiración, el ritmo cardíaco, la actividad muscular y  los niveles de oxígeno en la sangre mientras se duerme. Se realiza durante la noche .

  Antes de iniciar la prueba es necesario preparar al paciente para el estudio, para ello se utilizan unos electrodos (sensores) en el cuero cabelludo y en otras partes de la cara y cuerpo, así como distintos sensores para valorar la función cardiorrespiratoria.



Deja una respuesta