TIPOS DE CABEZALES

TIPOS DE CABEZALES

En este artículo le vamos ha mostrar los diferentes tipos de cabezales que pueden elegir  para decorar su dormitorio.

Los  cabezales más comunes son los de madera,  los tapizados y los de forja. Y los menos  usuales suelen ser llamados de cama corridos,  los más altos y los de medida estándar.

 A continuación, le vamos a explicar  cada uno de ellos:

  • Cabezales de madera: suelen ser los  más básicos difícilmente  pasan de moda, son elegantes  y la mejor alternativa para un estilo rústico o clásico y tienen  la ventaja de poder rediseñarlos.

  • Cabezales Tapizados: Existen gran variedad de cabeceros tapizados: lisos, estampados, con relieve, etc.

  • Tapizado liso: Los podemos encontrar de muchos diseños diferentes. Con relieve, con dibujos, etc...Hay un gran abanico de colores y texturas, sólo tendremos que elegir la que más combine con el resto de la decoración del dormitorio.

  • Tapizado rematado con tachuelas: este cabecero es el más tradicional. Ideal para las habitaciones de estilo rústico. Lo que lo diferencia del anterior es que contiene una fila de tachuelas a su alrededor y pueden ser de corte recto o redondeado.

  • Capitoné: Los cabeceros acabados en capitoné son clásicos, pero parecen estar siempre de moda. Consiste en un cabezal acolchado que cuenta con diferentes botones repartidos de manera geométrica por toda su superficie. Son muy decorativos y se convierten en el centro de las  miradas de la habitación.

  • Cabezales de forja: son quizás los más tradicionales, sin embargo, en la actualidad se han ido renovando para ofrecer diseños elegantes y modernos, sin dejar de lado su durabilidad y resistencia.  Se fabrican a partir de una gran variedad de colores y diferentes acabados, lo que nos permite integrarlos en casi todos los estilos de decoración. También pueden estar hechos de hierro o metal simulando la forja para abaratar el precio.

  • Cabezales corridos: Son ideales para dormitorios pequeños pues dan una mayor sensación de amplitud. Son más bajos que el resto de cabezales y sobresalen por los lados de la cama ocupando casi todo el ancho de la pared. Su diseño suele ser menos llamativo y más sobrio que el resto de cabezales.  

  • Cabezales altos: Ocupan una gran cantidad de espacio en la pared de manera vertical, hacia el techo, y son bastante más estrechos que los cabeceros corridos. Normalmente ocupan poco más que el ancho de la cama. Suelen ser más llamativos que los otros y gracias a su tamaño permiten un gran juego decorativo incorporando marcos o diseños originales.

  Tenemos que tener en cuenta que también existe la opción de la “cama bañera” que es cuando cabezal y piecero van unidos por unos largueros.  Suelen ser más aparatosas porque ocupan más espacio en el dormitorio y por eso se demandan menos,aunque vistan más el dormitorio. Si elegimos esta última opción tenemos que tener en cuenta que entonces no podríamos adaptar un canapé abatible. Por ello hay que estudiar muy bien todas la opciones y dar con la que más práctica sea.

 

Deja una respuesta