¿¿ La primavera te altera ??

¿¿ La primavera te altera ??

 Dolor de cabeza, apatía, irritabilidad, somnolencia durante el día, disminución de la libido, alteraciones del sueño, desmotivación, falta de concentración y  alergias...Ya tenemos aquí la primavera y esto es lo que a la mitad de la población nos espera.


En esta época del año bien es sabido por todos que se desencadenan cambios que trae consigo la nueva estación.

  Son frecuentes las alteraciones del sueño y de otros factores.

La astenia primaveral, es un término clínico que significa cansancio.Un trastorno temporal que muchas personas sufren debido a la adaptación de nuestro cuerpo a los cambios de la naturaleza en dicha estación, como es el aumento de horas de luz diurna que afecta a la regulación de la melatonina ( hormona del sueño), haciendo que descansemos menos durante la noche y que este sueño sea de una calidad inferior a la del invierno,  cambios de temperatura, (que hace que baje la tensión arterial debido a la dilatación de los vasos sanguíneos), cambio de horario ( que afecta a nuestras rutinas) y alergias, porque esta es la fecha donde se desprenden millones de partículas de polen en el aire que entran en contacto con nosotros y

afectan a nuestra salud,  haciendo que tengamos síntomas muy molestos, como son el picor de ojos y nariz, enrojecimiento de ojos,estornudos y dificultad para respirar. La alergia a los ácaros dura todo el año aunque en esta época se acentúa, por eso se aconseja mantener el dormitorio lo más despejado de cosas que puedan acumular polvo, como son peluches y alfombras.



 Hay estudios que aseguran que aproximadamente el 56% de la población se siente más cansado y con problemas de concentración en esta época del año.

 Los síntomas de la astenia primaveral son variados, alteraciones del sueño, apatía, dolor de cabeza, disminución de la libido entre otros.

  Esta sintomatología es pasajera y de carácter leve.

 El organismo se autorregula aproximadamente a las dos semanas, siendo ese el tiempo que necesitamos para recuperarnos totalmente.

Una dieta sana y equilibrada, un poco de ejercicio y fijar unas horas de sueño ayudan a mitigar estos síntomas.










Deja una respuesta