CONCILIAR EL SUEÑO CON EL MÉTODO 4-7-8

CONCILIAR EL SUEÑO CON EL MÉTODO 4-7-8

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), aproximadamente 4 millones de españoles sufren insomnio crónico y aproximadamente entre el 25% y 35% de la población lo sufre en episodios esporádicos. Las personas que lo padecen pueden ver reducida su calidad de vida debido a problemas en el rendimiento diario, problemas de ansiedad y depresión, carencias cognitivas y de memoria, así como a problemas de hipertensión, diabetes u obesidad.






                       Existen diferentes pautas que podemos seguir para intentar conciliar mejor el sueño y reducir sus problemas derivados. En este post vamos a hablar de una forma de relajación e inducción al sueño que se ha hecho popular durante los últimos años: el método 4-7-8.

Consiste en seguir una pauta de respiración que consta de varios pasos:

  • Con los ojos cerrados, coloca la punta de la lengua en la cara interior de los dientes superiores y déjala en esa posición durante el resto del proceso, este punto no es estrictamente necesario pero ayuda a regular la salida de aire.

  • Espira todo el aire por la boca, después cierra la boca e inspira profundamente por la nariz durante 4 segundos.

  • Aguanta la respiración mientras cuentas 7 segundos y, posteriormente, espira todo el aire lentamente durante 8 segundos.










  • Repite este proceso tres veces hasta que notes una mayor relajación. No se recomienda repetir el proceso más de 4 veces al día durante el primer mes. Tras el primer mes, lo realizaremos entre 1 y 8 veces al día en función de nuestras necesidades, siendo lo ideal hacerlo simplemente una o dos veces antes de dormir. Si sentimos una excesiva sensación de mareo o malestar al realizar el ejercicio deberemos suspenderlo por precaución.


Este método impulsado por Andrew Weil, doctor en Medicina de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), está basado en técnicas de respiración diafragmática. Su objetivo es captar mejor el oxígeno, llenando de aire la zona baja de los pulmones y relajando los músculos, consiguiendo al mismo tiempo relajar la mente y reducir los niveles de estrés. Resulta también útil para reducir el estrés y la ansiedad en momentos puntuales a lo largo del día.

Deja una respuesta