TENEMOS UN DOBLE CUÁNTICO QUE TRABAJA PARA NOSOTROS MIENTRAS DORMIMOS.

TENEMOS UN DOBLE CUÁNTICO QUE TRABAJA PARA NOSOTROS MIENTRAS DORMIMOS.

Esto es lo que afirma el Físico francés Doctor en mecánica de fluidos, Jean Pierre Garnier Malet, autor de la teoría del desdoblamiento del espacio y el tiempo.

Según el científico, durante el sueño paradoxal o fase REM, cuando nuestro sueño es más profundo y tenemos más actividad cerebral, es cuando mejor conectamos con este doble cuántico que es una parte energética de nosotros mismos.




En física cuántica ya se ha demostrado que las partículas se desdoblan pudiendo estar en dos o más sitios a la vez, y aunque estén en dos puntos muy distantes del universo, las dos tienen la misma información porque están totalmente comunicadas, ya que son una sóla. Pero Jean Pierre malet afirma que esto también se puede extrapolar a las personas. Según esta teoría tendríamos un cuerpo físico y otro energético y éstos podrían estar en dos espacios y tiempos diferentes e intercambiar información.

Cuando tenemos un problema o cuestiones que no sabemos cómo solucionar, nuestro doble viajaría a otro tiempo, nuestros posibles futuros,  experimentaría las consecuencias de las distintas opciones y nos traería la mejor elección al presente.

Según el físico, nuestros pensamientos son energía y debemos cuidar mucho  lo que pensamos ya que lo que pensamos puede materializarse. Nuestro doble además trabaja para borrar los pensamientos erróneos que hemos tenido durante el día y que pudieran crear potenciales no deseados, arreglando en la medida de lo posible nuestro futuro.

Esta teoría que parece fruto de los más puros esoteristas, fue publicada por la prestigiosa revista científica "American Institute of Physics" de Nueva York en el año 2006. Además la teoría del desdoblamiento del espacio y el tiempo, permite explicar el funcionamiento del sistema solar y su ciclo de 25.920 años así como  la velocidad de la luz entre otras cosas. Aunque lo más sorprendente que confirma la validez de esta teoría, es que ha conseguido primero prever y después explicar la llegada de planetoides al sistema solar.

Aplicando esta teoría al ser humano,  también daría respuesta a cosas tan inexplicables hoy en día como la intuición, el instinto, la anticipación o los presentimientos, que de hecho existen sin que haya una explicación aparente.

Pensar en hacerle al prójimo lo que nos gustaría que él pensara en hacernos a nosotros, dormir con la confianza de que por la mañana tendremos las respuestas y confiar en nuestro instinto e  intuición. Estos son los consejos que da el doctor Garnier para la aplicación de esta ley que, según sus estudios, es una ley universal completamente natural de la que, con nuestra evolución, nos hemos ido desvinculando.















Deja una respuesta