DISFRUTA DE TU CAMINO Y LA ESTANCIA EN LOS ALBERGUES

DISFRUTA DE TU CAMINO Y LA ESTANCIA EN LOS ALBERGUES

¿Qué mejor manera hay de viajar barato y conocer gente que alojarse en albergues?

Aunque algunos albergues tienen habitaciones individuales o pequeños dormitorios, normalmente tendrás que compartir el baño. No esperes una gran intimidad. Al contrario que los hoteles, los albergues son ambientes muy sociables donde puedes conocer a mucha gente (especialmente si viajas solo). Y si por cualquier motivo no te encuentras cómodo con la gente con la que te ha tocado coincidir, no tienes porque volver a verles ya que son sitios que  la gente va y viene a todas horas.

La mejor manera de sobrevivir en un albergue es estar relajado y conversar con los demás.

Normalmente  las personas que trabajan en  los albergues son de allí y te pueden dar los mejores consejos sobre lo que puedes ver y los sitios donde puedes comer y salir. Entre las personas alojadas en el albergue puedes encontrar colegas que quizá quieran acompañarte a ver la ciudad o salir de marcha, aconsejarte o simplemente  hablar contigo.

Algunos detalles esenciales para que las cosas vayan bien:

  • A nadie le gusta ducharse pisando los pelos de otro ni coger hongos en los pies. Ponte chanclas.

  • Despertarte cada hora porque crees que alguien te está robando tus cosas puede estropearte las vacaciones,cierra la maleta, la mochila o el bolso con un candado otra opción es atar tus cosas a la cama. Pon la cartera el pasaporte, el móvil y las cosas de valor debajo de la almohada o cerca de ti.

  • No dormir en toda la noche porque alguien ronca puede sacarnos de quicio. Es mejor para todos ponerse tapones para los oídos. Y si eres tu el que ronca y lo sabes, caerás bien si repartes tapones entre tus compañeros de habitación.

  • Llévate tu toalla y si puedes sábanas o un saco de dormir. Algunos albergues disponen del textil  pero en muchos de ellos no hay o no están muy limpias que digamos. Además, lo más probable es que te cobren a parte las toallas y las sábanas.

  • Los hay que tienen que encender todas las luces cuando vuelven de marcha y eso pasa justo cuando tú tienes que levantarte pronto para coger el avión. Con un antifaz evitarás que te despierten inoportunamente.

Y una vez que has  leído todos nuestros  consejos, vamos hablaros del camino que muchos  españoles y extranjeros hacen en España y como se basa  en estancia en albergues

EL  CAMINO DE SANTIAGO

La mayor parte de los albergues son para uso exclusivo de los peregrinos y es necesario presentar la credencial del peregrino para tener acceso a ellos.

Hay dos tipos de albergues: los albergues públicos (que  pertenecen al ayuntamiento o iglesia) y los albergues privados (pertenecen a un particular). Tanto en uno como en otro, por  regla general las plazas se asignan por el orden de llegada de cada peregrino, normalmente la estancia suele ser de una sola noche, aunque en causas justificadas se  pueden alargar una noche más.

En los albergues públicos no se pueden hacer reservas y les puedes dar un donativo (no es obligatorio , es voluntario) los peregrinos suelen darlo según el trato que tengas del personal y la limpieza.

  En cambio, en los albergues privados si tienes que pagar una pequeña tasa que oscila entre los 5 y 12 euros el más caro.

Casi todos los albergues disponen de lavabos, duchas con agua caliente y espacios para lavar la ropa , tenderla e incluso también una cocina.

Ahora que tienes toda esta información, puedes seguir los consejos y disfrutar mucho más de la estancia en los albergues para hacer de tus días de evasión toda una experiencia más positiva y enriquecedora.

Deja una respuesta